banner
Boletín ASOCEAN   (No. 23 :: JUNIO 2013)
Antonio Colaboración de Antonio Franco Ruiz   [email]

Antonio Franco Ruiz estudió la Licenciatura en Oceanología, la Licenciatura en Derecho, la Especilidad en Gestión Ambiental, y actualmente estudia el segundo semestre de la Maestría en Manejo de Ecosistemas en Zonas Áridas, todas en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), de Ensenada (B.C.). Es catedrático en la Facultad de Ciencias Marinas (FCM) de la UABC, en las carreras de Ciencias Ambientales y Biotecnología en Acuacultura, con las materias de Auditoría Ambiental, Seguridad e Higiene Industrial, Consultoria y Normatividad.

"Desarrollo sustentable, una visión antropocéntrica"

El pensamiento actual de las personas “conscientes” es la de preservar la naturaleza a efecto de mantener un equilibrio natural que nos proporcione a la sociedad un desarrollo sustentable y sostenible. El cambio climático de origen antropogénico, la desaparición de especies, la desertificación y en general los impactos ambientales que el desarrollo ha estado causando, son el eje de un movimiento "ecologista" que en los últimos años se ha opuesto a diverso proyectos productivos de todo tipo.

El desarrollo exagerado -desde el punto de vista del autor- de una legislación enfocada a prevenir daños ambientales y ecológicos que puedan tener un alto impacto ambiental, ha llegado al grado de resultar una barrera muy costosa para el desarrollo económico y mejorar las condiciones económicas de la sociedad, especialmente la de nuestro país.

Entonces debemos reflexionar y definir qué es lo que debemos hacer, desarrollar nuestra economía en beneficio de las personas y mejorar su nivel de vida o preservar los elementos naturales para evitar consecuencias a largo plazo que puedan traer detrimento en el nivel de vida de nuestros congéneres.

¿Entonces que debemos hacer: desarrollo o conservación?.

¿La conservación es un instrumento de política social ...? ¿Que efectos tiene la conservación sobre la calidad de vida de las personas ...? ¿Las personas que viven en medio ambiente "especial" tienen un mejor nivel de vida ...? ¿Es importante para nosotros el nivel de vida de nuestros congéneres ...? ¿Podremos llegar a tener en nuestro país el nivel de vida de las naciones del primer mundo, con una política pública de conservación o es una utopía ...? ¿Cómo fue que llegaron esos países a ese nivel de vida ...? ¿De donde obtuvieron sus riquezas ...? ¿Cual es la filosofía de nuestro país al respecto ...?.

Bueno pues esas respuestas las podemos encontrar en nuestro marco normativo, primero habrá que describir brevemente que indica nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), la cual refleja el pacto en que la sociedad mexicana pretende convivir, marca los objetivos y premisas que la sociedad aspira para todos los habitantes en el territorio nacional.

La CPEUM dice:

Artículo 25.- Corresponde al Estado la rectoría del desarrollo nacional para garantizar que éste sea integral y sustentable, que fortalezca la soberanía de la Nación y su régimen democrático y que, mediante el fomento del crecimiento económico y el empleo y una más justa distribución del ingreso y la riqueza, permita el pleno ejercicio de la libertad y la dignidad de los individuos, grupos y clases sociales, cuya seguridad protege esta Constitución.

Bajo criterios de equidad social y productividad, se apoyará e impulsará a las empresas de los sectores social y privado de la economía, sujetándolos a las modalidades que dicte el interés público y al uso, en beneficio general, de los recursos productivos, cuidando su conservación y el medio ambiente.

La ley alentará y protegerá la actividad económica que realicen los particulares y proveerá las condiciones para que el desenvolvimiento del sector privado contribuya al desarrollo económico nacional, en los términos que establece esta Constitución.

Artículo 26.- A. El Estado organizará un Sistema de Planeación Democrática del desarrollo nacional que imprima solidez, dinamismo, permanencia y equidad al crecimiento de la economía para la independencia y la democratización política, social y cultural de la Nación.

Artículo 27.- La propiedad de las tierras ... así como el de regular, en beneficio social, el aprovechamiento de los elementos naturales susceptibles de apropiación, con objeto de hacer una distribución equitativa de la riqueza pública, cuidar de su conservación, lograr el desarrollo equilibrado del país y el mejoramiento de las condiciones de vida de la población rural y urbana ... para el fomento de la agricultura, de la ganadería, de la silvicultura y de las demás actividades económicas en el medio rural, y para evitar la destrucción de los elementos naturales y los daños que la propiedad pueda sufrir en perjuicio de la sociedad.

En resumen, la CPEUM prioriza el desarrollo humano como medio de obtener el mejoramiento de la sociedad, que constituye el pacto instituido para nuestro país.

Las leyes secundarias, que de ninguna manera pueden contradecir lo establecido en la CPEUM, de las cuales en la actualidad, para el tema de medio ambiente y recursos naturales existen en tal cantidad que su número se ubica alrededor de cuarenta, y la que mas se conoce es la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA).

¿Que dice la LGEEPA?

Artículo 01.- ... tiene por objeto propiciar el desarrollo sustentable y establecer las bases para: V.- El aprovechamiento sustentable, la preservación y, en su caso, la restauración del suelo, el agua y los demás recursos naturales, de manera que sean compatibles la obtención de beneficios económicos y las actividades de la sociedad con la preservación de los ecosistemas.

Define: Desarrollo Sustentable: El proceso evaluable mediante criterios e indicadores del carácter ambiental, económico y social que tiende a mejorar la calidad de vida y la productividad de las personas, que se funda en medidas apropiadas de preservación del equilibrio ecológico, protección del ambiente y aprovechamiento de recursos naturales, de manera que no se comprometa la satisfacción de las necesidades de las generaciones futuras.

Artículo 15.- Principios de política ambiental: I.- Los ecosistemas son patrimonio común de la sociedad y de su equilibrio dependen la vida y las posibilidades productivas del país; II.- Los ecosistemas y sus elementos deben ser aprovechados de manera que se asegure una productividad óptima y sostenida, compatible con su equilibrio e integridad; IV.- "... debe incentivarse a quien proteja el ambiente y aproveche de manera sustentable los recursos naturales; VII.- El aprovechamiento de los recursos naturales renovables debe realizarse de manera que se asegure el mantenimiento de su diversidad y renovabilidad; X.- El sujeto principal de la concertación ecológica son no solamente los individuos, sino también los grupos y organizaciones sociales.

En cuanto al principio precautorio, del cual en la opinión del autor se ha abusado y utilizado como moneda de cambio por algunos grupos ecologistas utilizando como instrumento legal los acuerdos de Río de 1992 y firmados por nuestro país, lo cual equivale a estar en un nivel jerárquico equivalente a la CPEUM dice: "Con el fin de proteger el medio ambiente, los Estados deberán aplicar ampliamente el criterio de precaución conforme a sus capacidades. Cuando haya peligro de daño grave e irreversible, la falta de certeza científica absoluta no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces en función de los costos para impedir la degradación del medio ambiente" (Acuerdos de Río, 1992).

Desde el punto de vista jurídico, para aplicar el principio precautorio deben cumplirse los principios del texto de los acuerdos de Río del párrafo anterior y estos deben cumplirse para que pueda ser aplicado y son los siguientes elementos del principio: 1.- Proteger el medio ambiente; 2.- Que haya peligro de daño grave e irreversible; 3.- Que Haya falta de certeza científica absoluta; y 4.- Que no se utilice como razón para postergar la adopción de medidas eficaces de protección.

Al parecer del autor, en la mayoría de los casos el elemento 2 no se cumple, no existen daños irreversibles desde el punto de vista científico (salvo muy raras excepciones, pero el autor no conoce ninguna) y respecto al elemento 3, considero que ese elemento siempre existe, certeza científica absoluta nunca ha existido y nunca existirá.

Conclusiones.

  • Nuestras leyes fomentan el desarrollo económico para mejorar la calidad de vida, por ser uno de los objetivos primordiales de la sociedad y para ello ofrecen recursos legales para la consulta pública y canalizar las inconformidades, con una base científica, razonada y ponderada, además definen la prevención como el mejor instrumento para preservar el equilibrio ecológico.

  • La vida y la calidad de vida de los habitantes de nuestro país, de conformidad con nuestra legislación nacional, son los principales mecanismos para lograr el desarrollo sustentable, pero siempre con una visión antropocéntrica.

  • Las personas y la sociedad en su conjunto son el instrumento básico de planeación y el mejoramiento contínuo de la calidad de vida de los habitantes en su territorio.

  • No es ético el movimiento político-económico que, sin utilizar el vasto marco normativo, en materia de medio ambiente y recursos naturales, y los recursos legales que cada una de ellas ofrece para oponerse a alguna actividad productiva, muchas de las veces con argumentos falsos y sin sustento científico.

  • En opinión del autor, sin economía adecuada no puede existir una preservación del equilibrio ecológico, sin una calidad de vida adecuada no hay interés de conservar.

Continúan muchos cuestionamientos sin respuestas, sin embargo me pongo a sus ordenes para ampliar cualquiera de los temas aquí referidos.

*     *     *

Este boletín electrónico es el órgano informativo de la Asociación de Oceanólogos de México (ASOCEAN) y tiene una frecuencia variable. Si quiere formar parte del comité editorial o tiene comentarios para el editor de este boletín, puede escribir al buzón de correo electrónico boletín@asocean.org y se le responderá oportunamente. Se le invita cordialmente a conocer los beneficios para socios activos de la ASOCEAN.

*   Boletín anterior INDICE DE BOLETINES   Boletín siguiente   *